Denunciamos que en el Centro de Menores rapan a los chicos a la fuerza

A día de hoy en Ceuta, ciudad española, se utilizan medidas represivas y violentas como por ejemplo, rapar el pelo a los chavales a la fuerza.
Esta semana, después de las redadas en la zona portuaria, todos los menores ingresados en el centro de “protección” La Esperanza, han sido rapados a la fuerza y en contra de su voluntad.
Robándoles su identidad, quitándoles su dignidad.
Este corte de pelo marca, estigmatiza y no se aplica de forma homogénea a todos los ingresos de La Esperanza.

Ceuta hia mdina spañolia, belhak ki et3edeu e3lina uehda menom hia emli ki 9ar3o ne drari be dra3.
Had semana emli jam3o darari f puerto kamlin drari saghra dawhom n sentro de esperanza dar jahyria kay hassno lihom saha homa ma barinsh hasno sh3rhom.
ki9ar3olna bach ki rchmona o kib9aw idohko 3lina

Los medios se hacen eco y las reacciones racistas no se hacen esperar

La prensa local se ha hecho eco de nuestro reclamo. La versión oficial que han difundido algunos medios a partir de “fuentes oficiales” es que se trata de una medida anti-piojos y que se lleva a cabo por peluqueros profesionales. No negamos que exista tal protocolo, pero todos los chicos niegan que se lo hicieran profesionales, se hizo a la fuerza y sin explicación ninguna. No se inspeccionaron con anterioridad los cueros cabelludos para ver si habían piojos o no y, en el caso que hubiera, hay mil otras formas no agresivas de hacer un tratamiento sin dejar marcado y humillado a un chaval.

Desde Maakum denunciamos esta situación y las que haga falta a petición de los mismos menores. Días después de estas rapadas, muchos esconden con vergüenza y rabia sus cabezas peladas. Pedimos que los y las responsables de estos hechos tomen nota del malestar que provoca en los menores.

Por último, aunque no nos tenemos que justificar ante la orda racista y fascista que nos insulta y amenaza por nuestra labor, sí que queremos recordar por enésima vez que no recibimos ninguna subvención pública y nadie en Maakum percibe ni un céntimo por nuestra labor.

¡Nos vamos de concierto! Una función para seguir con la función

El público del Revellín se rindió ayer ante Muslim. La gente ocupaba los pasillos y las sillas se quedaban vacías mientras sus ocupantes saltaban y recitaban los versos del cantante en un tributo a la preciosa manía humana de disfrutar estando juntos. La alegría más desbordante salía de las hileras de la mitad superior. Más de 30 chavales coreaban, gritaban y animaban la fiesta viendo a su ídolo en Ceuta, el mismo que canta  “l’ghorba”, al extranjero, allí donde los chicos que rozan la locura con el cantante quieren llegar.

Desde Maakum no tenemos mucho dinero, pero no hemos podido evitar gastarnos una muy buena parte del que disponemos en ir a ver L7OR y Muslim. ¿Por qué? ¿No sería más práctico gastárnoslo en ropa, podrían pensar algunxs?

Cada vez que ayer, alguien que vive en el Puerto, (amenazado constantemente por la ley, por quién se encarga de aplicarla mediante la violencia, reprimido por el clima y jugándose el cuello bajo camiones, echando de menos, pensando qué hago) cerraba los ojos y cantaba a pleno pulmón, el Puerto se esfuma. Es una terapia. Que da fuerzas, que ayuda a poner las cosas en orden, que te anima. Por unas horas, el mundo se vuelve menos cruel, o al menos algunas lo sentimos así. Así que estas tres horas de espectáculo duran mucho más, y empezaron mucho antes.

La semana estaba repleta de actividades. El viernes, con un grupo de adolescentes de Barcelona decidimos ir a limpiar una playa. Los chicos del Puerto aún no sabían que el día siguiente iríamos al Revellín a ver a su rapero favorito, pero vinieron igualmente porque sí, porque hoy toca limpiar. Pues toca limpiar. Y así estamos juntas. Los que recogieron basura durante el viernes, el sábado entrada. Y con los que no vinieron a la recogida y querían ir al concierto, asamblea y decisión consensuada de poner cada uno, céntimos de su bolsillo.

Quedamos el sábado para arreglarnos para la ocasión. Al punto de quedada, iban apareciendo uno a uno.

Y. llevaba los nervios escritos en la cara, los mismos que le había hecho ponerse hoy la muda que tiene escondida, preparada para cuando llegue a la Península.

M. desde lejos se veía que no paraba de comprobar que su complejo peinado seguía en su sitio, con lo que le había costado domar estos cabellos que siempre están a la merced del viento de Ceuta.

Los nervios en la barriga, la gomina en el pelo, venga venga que no llegamos, entrada al teatro, las luces se apagan y seguimos con la función. Una función para seguir con la función.

La deshumanización de las políticas

El pasado viernes 21 de junio la Delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, acompañada del presidente de la Ciudad, y el presidente de la Autoridad Portuaria, utilizaba los términos “limpiar y sanear” para hablar de las siete medidas que se habían consensuado contra los jóvenes migrantes que habitan en el Puerto y sus aledaños. Habla de personas como si de alcantarillado se tratase. 
“Se va limpiar las escolleras utilizando la fuerza de la que disponemos en Ceuta, en donde tenemos también a los GRS”. “Para una limpieza, saneamiento de la situación que vivimos….”

Una vez más, desde las instituciones y discursos políticos se deshumaniza y criminaliza al joven migrante. De las 7 medidas presentadas por el Gobierno que se pondrán en marcha en la zona portuaria en los próximos días ninguna va enfocada a entender los principales actores de este conflicto, ni a velar por sus intereses. Dentro de una semana, más o menos, este plan de choque será valorado, por lo que estos días el Puerto se convertirá en represión legitimada contra quien migra.

En ningún momento de estas declaraciones, se hace mención a la protección y/o defensa de los derechos de las personas que habitan y transitan la zona portuaria. Desde la asociación MAAKUM, condenamos y por tanto no justificamos ningún acto violento cometido, pero no podemos olvidar la situación de vulnerabilidad y riesgo a la que se enfrentan estos jóvenes a diario, de los cuales muchos de ellos no se han visto involucrados en los enfrentamientos pero si están sufriendo las consecuencias.

Nos preocupa que estas medidas vayan acompañadas de un aumento de represión y violencia injustificada, como ya venimos presenciando con anterioridad. 
Hablamos de personas, y en esa reunión se ha hablado de una serie de medidas en las que no se tienen en cuenta las 
historias de vida de esto chicos migrantes. No hablan de medidas alternativas, sino que se reproduce una y otra vez el discurso represivo haciendo uso de los cuerpos y fuerza de seguridad del estado, una vez más, para paliar una problemática que debe ser atajada con otro tipo de medidas.

Decenas de menores y jóvenes malviven y se juegan la vida a diario para intentar llegara Europa a partir del Puerto de Ceuta. Si día a día es violento, por el contexto de muros y concertinas, de controles y redadas policiales, por la simple naturaleza de ser ilegal por ser marroquí y no español. Esto es una realidad, pero a propuestas de la fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Delegación y Ciudad actúan rápidamente por los intereses de los empresarios. Desde Maakum lamentamos el trabajador herido durante los enfrentamientos, pero pensamos que se ha utilizado este hecho para desenfocar las principales víctimas diarias del Puerto: los jóvenes migrantes.

Nadie ha hecho un análisis, como mínimo de forma pública, de porque hubieron los enfrentamientos con piedras que hubo durante esos días. Se ha tratado como si fuera la propia naturaleza humana de los jóvenes y menores migrantes el hecho de reventarse la cabeza entre ellos. Y esto es una tremenda equivocación que genera racismo y xenofobia.

Las “actuaciones periódicas de la Guardia Civil” y la posterior expulsión de los jóvenes recrudecen la frontera en la que se ha convertido el Puerto. Lo quieren “blindar” y empezarán las obras, con más de 2’5 millones de presupuesto, en las próximas semanas. Quieren parar el supuesto “efecto llamada”, un término que frivoliza la migración, como si la gente saliera de sus hogares jugándose la vida simplemente porque otro lo ha conseguido. Y es perverso enviar un mensaje a los y las migrantes a partir de subir muros, multiplicar las porras y las expulsiones sistemáticas de un estado a otro.

Por ello desde Maakum, pedimos apoyo y difusión, para alzar la voz.

¡Agresiones diarias en el puerto de Ceuta!

En la última semana hemos recogido numerosos testimonios de menores y jóvenes que han sido víctimas de agresiones y amenazas. Los agresores son grupos organizados de ceutíes que tienen como único objetivo humillar y generar miedo a estas personas migrantes, utilizando cuchillos, piedras y palos, en la mayoría de ocasiones. También varios ciudadanos han sido testigos de dichas agresiones y están dispuestos a denunciar los hechos.
Muchas de estas agresiones quedan en la IMPUNIDAD. ¿Quién les defiende? Si cuando acuden a la policía para buscar ayuda la respuesta que reciben es la de expulsarles a Marruecos sin documentar lo ocurrido.
Las autoridades policiales y judiciales tienen conocimiento de que se están produciendo estos hechos. Distintas personas y por distintas vías lo han comunicado, sin que desde Maakum tengamos constancia que haya habido respuesta alguna. 
No vemos respuesta por parte de los distintos cuerpos de seguridad que patrullan la zona.

La violencia en el puerto continúa cada día…

” Unos ceutíes me han agredido”

Estos últimos días se han incrementado las agresiones a los chicos que duermen en los alrededores del Puerto. Siempre han existido, pero cada día desde Maakum recibimos alarmas por parte de los jóvenes migrantes. Ante esto, estamos recogiendo testimonios. Uno de ellos es el de R. que esta semana ha sido atacado por un grupo de ciudadanos de Ceuta.

“Estaba descansando en una chabola y de repente unos ceutíes me han agredido“. Muestra un ojo morado, machacado por un golpe limpio. Explica que fue “a la autoridad” para hacer valer sus derechos. Al denunciar en sede policial y ser menor de edad, le llevaron al centro de menores.

Allí habló con los trabajadores, que según R. “no hicieron nada”. Por esto, se marchó del centro, donde a diario lo cogen los guardias. “Nos hemos escapado de nuestro país para hacer felices a nuestros padres”, cuenta R., “para trabajar, estudiar, creer y alabar a Dios”.

Desde Maakum estamos recopilando todos los casos como el de R. y acompañamos a quien se ve con fuerzas para presentar denuncia tanto a la policía como en los juzgados de Ceuta.


La APDHA denuncia la situación de los menores en Ceuta

La Asocación Por los Derechos Humanos Andalucía ha publicado el Informe Infancia Migrante, donde denuncia las causas y las condiciones de los menores migrantes que llegan a Andalucía. Y se ha hecho hueco de las reivindicaciones de Maakum, que se basan en la denuncia de la situación de vulnerabilidad que viven los jóvenes migranes marroquís que en su tránsito pasan por Ceuta.

Ilias, descansa en paz

Ilias murió el jueves bajo las ruedas que le debían llevar a su sueño. Tenía 15 años y era de Martil, una población a unos 25 kilómetros de Ceuta. Dicen que murió un MENA (Menor Extranjero No Acompañado), pero lo único verdadero en estas iniciales es que era joven y sus derechos deberían estar protegidos en cualquier parte del mundo.

¿Cómo podéis decir que era extranjero en tierra africana? ¿Cómo podéis alejarlo tanto con este adjetivo cuando en 30 minutos puedes llegar a la casa dónde nació?

Y SÍ que estaba acompañado. No por el sistema de protección de la infancia. Tampoco por una gran parte de la sociedad ceutí que criminaliza al conjunto de jóvenes que quieren llegar a Europa a partir del puerto de Ceuta. No por el Estado español, que está mirando la manera de poder expulsar los menores a Marruecos. Pero sí que estaba acompañado por sus amigos, su familia y organizaciones que desde ayer lloramos profundamente.

Porque Ilias ha muerto por la frontera. Ha muerto porque no les dejamos pasar. ¿Sabéis cual es la respuesta del gobierno de Ceuta? Dicen que aumentarán la vigilancia y blindarán el puerto. Y piden que se refuerce la frontera del Tarajal. ¿Para cuándo dejaremos de ver en todos los jóvenes como Ilias un problema que tenemos que rechazar?

Desde el jueves hasta esta misma tarde hemos estado homenajeando a Ilias. Estamos preparándonos para hacer de su historia tributo a tantas vidas que se aventuran a migrar. Haremos del grito de dolor de nuestro corazón una denuncia de todos los Ilias que se juegan la vida, porque el sistema español no permite que la vivan en paz.

Ilias, “estás en el paraíso” dicen tus amigos. Y te quedarás en la memoria de las que nos quedamos en Ceuta acompañados por tu voluntad de llegar al otro lado del Estrecho.

 

 

Marcha por la Dignidad

VI MARCHA POR LA DIGNIDAD

La VI Marcha por la Dignidad, es un acto en memoria de las personas que perdieron la vida en El Tarajal en Febrero de 2014 y de todas aquellas vidas que se han perdido y se siguen perdiendo día a día como consecuencia de las políticas migratorias de la UE.

Desde Maakum nos unimos a la Marcha por la Dignidad, para no olvidar a las personas que han dejado la vida en la Frontera Sur y denunciar la violencia que emana la misma. Nos vemos el próximo 9 de Febrero en la ciudad de Ceuta

Encantados que Maakum esté por primera vez participando activamente en la Marcha por la Dignidad

Estamos trabajando para dar voz a los invisibles y poder unirnos todos el sábado día 9, de la mano, luchando por los Derechos de las personas migrantes.

51116997_486196131909507_1786176825668403200_o
Pancartas hechas por los jóvenes durante un taller / Maakum

Cuéntame un Cuento

Esta sección de la web la dedicamos a fragmentos literarios y reflexiones relacionados con los procesos migratorios a los que damos nuestro apoyo. Desde de Ceuta muchas veces pensamos en cómo nos gustaría explicar este día a día en la frontera a las más pequeñas, a personas con diversidad funcional, a nuestras amigas, a nuestra familia… Estas otras formas de contar son las que ocuparan “Cuéntame un Cuento”.

 En breves empezaremos a llenar este sitio de hermosos textos, pero tendrás que visitarnos mas adelante. ¡Un abrazo!